Este blog personal estuvo activo de marzo de 2008 a julio de 2010. La continuación está en jeri4queen.blogspot.com

martes, 18 de agosto de 2009

Obedece a mis nalgas

Hace casi un año, cuando engordé (y me gustaban mis redondeces), Ingrid -la psicologa de los bloggers- me dijo que mi anorexia inversa también era una enfermedad psicológica. No hace mucho, Ángel pegaba una reflexión sobre la fantasía de estar delgada y la aceptación de nuestro propio cuerpo. Por eso, ya debía este post.

Tenía yo 17 años y me sentía un patito feo. Aún así me conseguí un noviecillo y en una ocasión que salimos me puse shorts ya que era verano y hacía calor. Fue la primera vez que supe cúal es el impacto del cuerpo femenino en los varones penes. El jalisquillo se lanzó a mi como perro flaco ante un bistek.

Una vez que el individuo cabrón antes mencionado me mandó a la chingada por no querer darle mi florecita himen, volví a renegar de mi cuerpo. Fueron muchos años no lo acepté e incluso lo ocultaba. A los 24 me vestía de señora.

En Querétaro comencé a cambiar y a aceptarme, pero la transformación definitiva se dio en Madrid cuando me enamoré de las faldas amplias ya que era imposible usar pantalón en verano. Recuerdo claramente una vez que llegué a la universidad corriendo, mientras cargaba mi laptop y varios libros. Ese día estrenaba mi amado vestido rosa. Al verme llegar, no uno, si no tres o cuatro de mis compañeritos se dispusieron a ayudarme, buscando estar muy cerca de mi.

Hace unos meses me encontré unas fotos de cuando tenía 22 o 23 años. Por supuesto, estaba mas buena que ahora a mis 34, pero entonces no lo creía. Hoy me gusta mas mi cuerpo y lo que puedo hacer con él. Aprendí a comer y camino con mis gazpachos bastante seguido lo que me mantiene saludable. Sé que ropa me queda y no me obsesiono con lo que como o dejo de comer.

El sábado fui a un concierto -Sussie 4, que abandonamos por una cena mucho más disfrutable- y había mucha morrilla con minifalda o minivestido. A la mayoría no se les veía seguras, se acomodaban mucho la ropa, se paraban sin la cabeza en alto. Mucha pataflaca, que se verían y sentirían mejor con un pantalón a la cadera o una blusa escotada.

Supongo que es la sabiduría que llega con la edad a punta de madrazos. Por eso, estoy obligada a compartirla por ley.

  • Si alguien les dice GORDA, díganle que se sienten lastimadas con su comentario. Es directo y sincero. Si salen con la babosada de "como si tu estuvieras tan bueno/a" es pura ardidez, que da pie a más carrilla.
  • Vayan con un nutriólogo y aprendan a comer. Yo me sorprendí de la energía que requiere mi cuerpo, cómo la pide y la mejor manera de saciarla. Nunca hagan dietas de la luna, la regla y el epazote milagroso que recomiendan las amigas y la tele.
  • Cómprense ropa con la que se sientan cómodas, seguras y que enseñe su mejor atributo. No tienen a huevo enseñar pata o chiches, si eso las hace sentir inseguras. Una pésima expresión corporal afea más que un pantalón blanco.
Y lo más importante:

Los hombres no son tan complicados, aunque mueran por una artistilla o modelo buenísima, tienen diferentes obsesiones. Hay incluso algunos degenerados que gustan de mujeres que usan faldas con tenis, ¡yiaks!. Encuentren que le gusta de ustedes a su pioresdedo y úsenlo para conseguir sexo.

Si no, una buena mamada nunca falla.

16 comentarios:

Chingasatt dijo...

HAHAHAHAHA..buena frase de cierre. Una buena mamada es lo que más premios consigue. Hasta Bill Clinton arriesgo su presidencia por varias mamadas ^_^

Essex dijo...

Eso si, nos pueden encantar las viejas de cuerpos anorexicos y perfectos, pero si una vieja tiene ese quien-sabe-qué; con esos nos matan.




Pero una buena mamada no se cambia por nada.

Nigger dijo...

al igual que las faldas con tenis, las gargantillas tienen su atractivo... tsss

angelbc dijo...

Rox:

Gracias por la referencia. Ciertamente no esperaba esto. Jeje.

Luego luego se ve el colmillo, caray. Como bien dices, la minifalda podra ser cortita y el escote amplio, pero si no hay seguridad no hay nada.

Eso no lo da ni la ropa, ni la cirugía, ni nada. Eso cada quien lo tiene que encontrar adentro.

Y es lo que hace toda la diferencia ;)

¡¡¡Saludos y mil gracias!!!

«danito» dijo...

La seguridad en una mujer la viste más. Yo ya ni me fijo en como están vestidas, a veces la ropa oculta demasiado (y mas los pantalones ajustados! eeeewwww)

Ah, pero si se visten de azul, pffff, me vengo en seco, es una fijación. ¬¬

Rox dijo...

Saludos ángel.

Y todos los demás son una bola de pervertidos, comenzando por el Danito, que tiene puras fijaciones raras.

Saludis

sra. anilau dijo...

Amé tu post....
voy en chinga a aplicarme con tus consejos, sobre todo el de la nutrióloga, lo malo es que es bien pinche caro...

Thx Rox

Sivoli dijo...

jajajajaja, la mamada.

recabron dijo...

Neta, permiteme felicitarte por tal derroche de sabiduría. Mamada mata todo, pero una nena que sabe desprender cachondes, así sea de la mirada, le sigue...

Liliane dijo...

¿Florecita? jajajajajajaja...


¡Buenos consejos! Conozco a un montón de mujeres que deberían leerte...


Beijos

Prox! dijo...

Cómo hacemos para distribuirlo -el post- en la mayor cantidad de mujeres posible?

Lo mejor, el consejo final.

arboltsef dijo...

Así es, nunca falla.

Kuruni dijo...

Muy buen post... muy útil. Sobretodo los trespuntos de jeri4queen.

¡Siga compartiendo su sabiduria :P!

Rox dijo...

snif, pues spamien correos con mi post.

(y el nutriologo no sale tan caro, neto)

Reign dijo...

No sé por qué nunca me animo a comentar en éste blog si bien que me gusta.

Pero lo de las faldas con tennis me dio mucha risa... a mi usar algunas faldas con algunos tennis me gusta mucho jajaja.

Muy buen post :)

Rekiem dijo...

Pues no se realmente que opinar al respecto. En general prefiero que "el hueso tenga carne pegada", aunque no soy en absoluto exigente, lo mismo me hacen voltear una flaca o una gordibuena. Ahora que para tener una opinión mejor formada, deberías subir fotos tuyas de esas etapas.......

je, lo siento pero tenía que intentarlo...