Este blog personal estuvo activo de marzo de 2008 a julio de 2010. La continuación está en jeri4queen.blogspot.com

jueves, 22 de octubre de 2009

¿Donde esta mi cuchillo, EL BUENO?

Cuando te mudas solo a tu casa (rentada seguramente), no sólo organizas la semana de orgías y drogas duras que marca la ley del soltero emancipado, sino que también vas al súper a surtirte de las cosas que siempre diste por hecho que surgían por generación espontánea: destapadores, abrelatas, tarros cerveceros, cubiertos, 2 platos, 3 vasos, tablitas para picar, botes de basura, etc.

En aquella primaveral mañana del 2003 yo compré muchas cosas, sin embargo, olvidé comprar cuchillos buenos. Ya saben, de los que necesitas para cortar carne, manzanas, etc. Entonces hice lo que me pareció más correcto: le robé uno al vecino y me olvidé del asunto.

Mi cuchillo “el bueno” me acompañó desde entonces y lo utilizaba lo mismo para picar cebolla o cortar piña, que pan o jícamas. A veces, hasta de desarmador servía. Ya sé, una pesadilla para cualquier chef, que utiliza mil cuchillos diferentes. Sin embargo, yo era muy feliz con mi único cuchillito.

Cuando desempaqué mis cosas de Querétaro V.1 en aquel 2006, mi cuchillo “el bueno” seguía ahí, y continuó cortando con singular alegría. Sin embargo, hace días desapareció.

Al notar su ausencia, no me preocupé mucho, ya que suelo guardar las cosas en lugares de la cocina que no le corresponden, como el cajón de las tapitas de tupperware. Más o menos por esos días –y creo que esto es importante como evidencia policial- perdí como 200gr de jamón. Ya me ha pasado que guardo en la alacena cosas del refrigerador y sólo el olor a podrido me avisa de mi dislexia almacenaria.

Ya busqué por todos lados ambos elementos y nada más no salen. Mi investigación apunta como culpable a mi novio, puesto que le dije que me quería comer su pene con jamón (¡¡era chiste amorcito!!). Aunque también existe la probabilidad de que Scampi se haya comido todo el jamón y haya tirado mi único cuchillo a la basura.

Seguiremos investigando.

8 comentarios:

Dib dijo...

¿Cajón para las tapitas del tupperware?
Lolwut??!!

Yo tengo que utilizar mis cuchillos para sacar las cartas que dejan en el buzón.

Mario dijo...

ahchingáa! Dijiste "Novio"?

Benito Came Unwebo dijo...

Los perros no cuentan como novios, mucho menos un dildo.

augusto dijo...

jajajajaja!!!

seguro que fue Scampi, no creo que al novio le sirva un cuchillo como "el bueno", jeje.

Rox dijo...

Dib: Lolwut??!! queseso? y si, los cuchillos son maravillosos

Mario: asi es. Big shock

Benito: El que me atiende en este hospital me dice que si. A él y a la voz les creo

Augusto: ¬¬ Seguiré investigando! :)

Sandy dijo...

Me encanto lo que hiciste con la página, y no te preocupes por tu cuchillo que debe de estar haciendo feliz a alguien que lo necesitaba mas, generalmente las cosas que llegan de forma “espontánea” se van de la misma manera…

Rox dijo...

YA encontré mi cuchillo.

Todos estamos tranquilos y en paz.

Saludis :)

«danito» dijo...

NOMAMES! Cualquier machín que escuche esa frase del pene con jamón seguro te esconde el cuchillo y el jamón.

Claro, luego uno se esconde. No es miedo, pura precaución.