Este blog personal estuvo activo de marzo de 2008 a julio de 2010. La continuación está en jeri4queen.blogspot.com

jueves, 7 de mayo de 2009

Compre un Té Lipton que creí que era Light pero no es

Lo peor es que ni dice cuantas calorías me estoy zampando, sin embargo me aseguran que me estoy tomando 165Mg de antioxidantes naturales, lo cual me da muchísimo gusto, aunque no sé cuantos necesito y si realmente me voy a oxidar como las manzanas mordidas, snif.

La costumbre de leer las etiquetas de los productos la adquirí en España, donde los rastrillos advierten que no se use en la boca. Chin. También descubrí que una pasta de dientes no debe venderse en Perú. Que cosas, quien sabe como sean los dientes de los peruanos que la tienen prohibida.

De la misma manera descubrí que mi shampoo no fue probado en animales. Me pregunto en qué entonces. Y quien si lo hace. Y si los humanos cuentan como animales. Y si será la razón por la que me pica el coco.

Últimamente que he comprado thés acá bien finolis para tomar por la tarde -cual inglesita- y resulta que es tooooodo un ritual poner el agua a calentar (por aquello de la temperatura ideal), los minutos que tiene que quedarse la bolsita, la pureza del agua, el aire que nos rodea etc. Supongo que algún tesero de Sri Lanka muere un poquito cada vez que le hecho el agua caliente que sale en la maquinita del garrafón de mi trabajo e incluso tengo el atrevimiento de ponerle coffimeit.

Las mejores explicaciones son, sin duda, las de los productos femeninos. El papelito extra que traen los anticonceptivos y los tampax contienen una mezcla de humor y susto interesante. No sé a que mujer en sus cinco sentidos se le ocurriría meterse por la vagina los anticonceptivos o meterse un tampón sin sacar el otro. O que pasa si te dejas de tomar una pastillita o si resultas alérgica al tampón. Como sea, todas nos hemos enterado de una que se embaraza estando en las pastillas y otras que se les olvidó quitarse un tampón.

A veces pienso que debo dejar de leer las etiquetas de las cosas: me tardo mucho en el súper y tengo fantasías asesinas con los productos del aseo. Sufro cuando tengo que tirar las pilas y me estreso cuando algo (como el tinte o los hotcakes) requiere una mezcla exacta de ingredientes, puesto que si no lo hago correctamente, puedo morir.

Definitivamente, comenzaré a comprar a granel.

8 comentarios:

Prox! dijo...

No esta mal la idea de comprar a granel en los pdtos de limpieza, porque tampones y eso no lo creo verdad? Porque si es un quebradero de cabeza elegir el mejor producto o como dirían los españoles, el de mejor relación calidad/precio.

Con todo, el inconveniente que le veo es que estés en tu casa cuando pase el señor de la camioneta con música grupera y los tambos de pinol, shampoo y demás.

Salu2!

ge zeta dijo...

Jajajaja. Mi mamá tiene la costumbre de hacer ella misma la mezcla de HotCakes y a veces resulta un desastre. Una vez olvidó ponerle polvo para hornear y quedaron unas crepas gordas.

Yo también soy bien preciso con eso de las cantidades de las mezclas. Me da miedo morir por haberle echado demaiao chocolate a mi chocomilk.

«danito» dijo...

Ja! Yo tambien hago eso. Hasta con las cervezas.

A mi me da miedo cuando dicen cosas como:

queso tipo "algo" (entonces no es queso manchego?, hace cuanto dejó de existir verdadero y real queso amarillo, o oaxaca, o manchego, snif!)

producto lacteo fermentado: no es yogurt lo que me estoy comiendo?

Bebida sabor naranjada: ¿O sea que ni de naranjas esta hecha?

Creo que el de la leche es todavía mas desconcertante =/

¿Te has fijado que algunas no dicen LECHE por NINGÚN lado?

Y me pongo a pensar... ¿a que sabe la verdadera leche?

snif! ya me deprimiste! =(

Vagancianet dijo...

Yo tuve una novia que usaba DOS tampax a la vez dizque para mejores resultados. Yo no dije nada, cada quien sus gustos.




...che golosa.

Luis dijo...

Callete, yo te acostumbre a ver las etiquetas antes de irte a españa, cuando ibamos al gimnasio y checaba las calorias de todo (hey! no mamen, correr hora y media quemando 500 calorias para tomarte una coca y ganar 250? no es negocio).

Nefesh Bleu dijo...

Cocina por feeling, no por porciones. Las etiquetas en los productos se pusieron para darle trabajo a los burócratas y a los diseñadores de envases y embalajes.

Aunque, a menos que seas una química o ingeniera en alimentos, los fosfatos, fosfitos y fosfuros (y cuanta cosa estén relacionadas) te deben valer una absoluta madre.

Sé feliz... no te traumes.

Saludos.

Rox dijo...

Lo bueno de estos posts es que siempre sale alguien mas enfermo que uno.

*cof* Danito *cof*

¡¿Y que onda con la del doble tampon?! me intriga.

Intentaré seguir sus consejos y ya no hacerle caso a Luis, snif.

anonimoqueteama dijo...

mi amor no te habia leido...

amor los the's finolis en la vida vienen en bolsita... esos son tes wannabes, ves por que debes de andar conmigo, para ensenarte lo bueno de la vida y no pendejadas como el luis